Paté vegano de guisante texturizado

Este paté vegano lo descubrí por casualidad. En mi tienda favorita vi que vendían proteína de guisante o guisante texturizado y compre un kilo para probar. Se parece muchísimo a la soja texturizada fina, tiene la misma forma y color, de hecho se pueden confundir fácilmente. La diferencia la encontré a la hora de cocinar. guisante texturizado

Se hidrata al igual que la soja texturizada, con agua hirviendo y dejando reposar unos 10 minutos. Se escurre y listo, se puede emplear a gusto. A la hora de escurrir, note que el guisante texturizado no es tan esponjoso como la soja, por lo que se me ocurrió triturarlo. Le añadí unos cuantos ingredientes mas y ya tenia listo mi paté vegano de guisante texturizado untable. Es posible que sea un poco difícil encontrar proteína de guisante texturizada, ya que normalmente se vende en forma de polvo como suplemento para los deportistas. Pueden buscar en herbolarios o si vives en Barcelona, puedes encontrar este producto a granel en la tienda Jaime Renobell, paseo Picasso nº 34 .

La proteína de guisante texturizada tiene un sabor suave y agradable, por eso combina bien con muchos ingredientes. Es ideal para deportistas y para aumentar masa muscular.

Ingredientes:

  • 2 tazas de guisante texturizado
  • 3 trozos de tomate seco o pimientos asados (del piquillo)
  • zumo de limón
  • medio diente de ajo
  • una cucharada de aceite de oliva
  • salsa de soja
  • sal
  • pimienta

 

Como se prepara:

Primero ponemos a hervir 2 litros de agua con un poco de sal. Cuando hierve apagamos el fuego y añadimos las dos tazas de proteína de guisante. Dejamos que se hidrate unos 10 minutos. Si vamos a usar tomate seco hay que hidratarlo previamente unos 10 – 15 minutos en agua fría.

Después de hidratarse, escurrimos bien, sacando lo máximo posible de agua. Incluso puedes apretar con las manos para acelerar el proceso. Se pone el guisante en un bol y añadimos medio diente de ajo, los tomates secos hidratados y escurridos, la cucharada de aceite de oliva, preferiblemente suave, un chorrito de salsa de soja, un chorrito de zumo de limón a gusto, pimienta y sal si hace falta. Se tritura todo junto. Con una batidora de mano se puede hacer perfectamente.

De todo esto resulta una pasta que se puede untar fácilmente. El sabor puede variar en función de lo que le añades. Puedes hacer el paté con tomates secos, pimientos del piquillo, pimentón ahumado, setas, etc…

paté de guisante texturizado

 

 

1 comentario

Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*