Receta de ajo blanco muy refrescante y nutritivo

El ajo blanco es un tipo de sopa que se sirve fría y no puede faltar en los meses calurosos de verano. Es típico de Málaga (España) pero es muy popular en muchas zonas de Andalucía.

Se compone básicamente de almendras crudas, miga de pan, ajo, aceite y vinagre. Puede que su sabor sea ligeramente parecido al gazpacho, por el ajo y el vinagre pero tanto el color y la textura es diferente.

En esta receta he preparado un ajo blanco mas refrescante de lo normal. Casi todas las recetas que he visto en internet usan prácticamente los mismos ingredientes. Yo le añadí un ingrediente muy refrescante que ha quedado muy bien. El pepino. Pruebenlo, vale la pena.

Es muy importante usar un buen aceite de oliva. Necesariamente virgen extra, pero si es ecológico mucho mejor. Es mas caro, pero vale la pena comprar una botella de medio litro de aceite de oliva virgen extra ecológico y usarlo para este tipo de recetas. Es de lejos el mejor aceite que puedes consumir, siempre en crudo, claro esta.

Receta de ajo blanco con pepino

Ingredientes:

  • 150 gr almendras repeladas crudas
  • 200 gr miga de pan
  • 1 pepino tamaño medio (15 – 20 cm)
  • 2 dientes de ajo ( o uno si es grande)
  • agua fría
  • vinagre de manzana
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal

Como se prepara:

Primero he puesto las almendras repeladas a remojar unas 3 – 4 horas para activarlas y así aumentar su beneficiosas propiedades. Tiramos el agua y las enjuagamos brevemente. Si las almendras no están repeladas, basta con sumergirlas un minuto o dos en agua casi hirviendo, después de remojarlas y así la piel se quitará fácilmente con los dedos.

La miga de pan se pone a remojar unos 5 minutos. Se escurre ligeramente de agua.

En un vaso batidor ponemos las almendras, la miga de pan, los dientes de ajo (puede poner primero 1 y si quiere después de probar, añadir mas), la sal, un poco de vinagre, 3 o 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra y el pepino pelado y cortado en cuadrados pequeños, para facilitar el triturado. Lo mejor es triturar todo en un procesador de alimentos algo potente. Yo lo hice con la batidora de mano. La almendra ha quedado un poco grumosa, pero el sabor es el mismo. Usando una batidora potente mejora la textura.

Tiene que quedar un liquido cremoso. Se le puede agregar mas miga de pan para darle mas cremosidad. Probamos de sal y vinagre y rectificamos si es necesario.

En este caso el pepino le da un sabor muy refrescante, pero a quien no les agrada el pepino pueden quitarlo, aunque la verdad es que no noté demasiado el sabor.

ajo balnco refrescante

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*